¿Te casas y no quieres que nada se te escape en cuanto a tu look de novia? Te damos los tips clave para lucir perfecta ese día tan importante ¡Toma nota!

  1. Básicos de belleza para una novia

Para que la piel esté con aspecto fabuloso y el maquillaje se fije correctamente, hay un kit infalible, que consiste en: una mascarilla flash, un producto que hidrate los labios en profundidad, una bruma refrescante y una crema hidratante sin aceites.

 

  1. Básicos de maquillaje para una novia

En caso de no recurrir a un maquillador profesional que acuda a domicilio, recomendamos que la novia compre lo más cerca a la fecha de la boda una base de maquillaje que sea exactamente del mismo tono de su piel (puede que haya variado si ha tomado el sol las semanas previas). Además, es importante que tenga su máscara de pestañas favorita también recién comprada para que esté fresca. Otros básicos son: prebase correctora, lápiz de cejas, eyeliner, polvos finos matificantes, colorete y, muy importante, un spray fijador del maquillaje.

 

  1. Tendencia más destacada para esta primavera-verano en clave bridal

Para 2018 hemos detectado dos tendencias bastante marcadas y, a la vez, contrapuestas. Por un lado, la vuelta del corpiño con hombros al aire, que hacía tiempo que no salía y, por otro, la manga larga, también olvidada durante años. Como tocado, vemos lazos de raso blanco adornando coletas y semi-recogidos y pequeños arreglos con flores silvestres pequeñas como paniculata y camomila. En cuanto al maquillaje estamos en un momento donde no hay una tendencia clara, el maquillaje se personaliza e individualiza. La pauta más clara son las pieles naturales, hidratadas y luminosas, pieles reales! De aquí podemos derivar según nuestro estilo a maquillajes neutros con efecto no-makeup hasta maquillajes más arriesgados y marcados tanto en ojos como labios. La clave de la temporada es una piel luminosa y jugosa.

 

  1. Un tip de belleza que deba tener presente una novia durante estos meses cálidos

En caso de que haga mucho calor el día de la boda, el “menos es más” debe ser religión. Cuanto menos maquillaje haya sobre la piel, menos maquillaje se deteriorará si la novia suda en exceso. A la hora de maquillar, es importante que los productos sean libres de aceites, en textura polvo y fórmulas de larga duración. La máscara de pestañas, siempre waterproof.

 

  1. ¿De qué producto de maquillaje no debería prescindir una novia?

El miedo de toda novia pasa por que su maquillaje no dure intacto toda la boda. Para ello, sugerimos siempre el uso de prebases (conocidas como primers). Existe gran variedad dentro de esta categoría, dependiendo del resultado que se quiera conseguir: iluminar el rostro, disimular rojeces, alisar los poros o reducir el extra de grasa y brillos. En definitiva, son productos que, aplicados antes del fondo de maquillaje, consiguen una piel lisa y sin imperfecciones al tiempo que facilitan la adherencia del maquillaje, por lo que éste dura mucho más tiempo en perfecto estado.

Infallible Matyfing Primer de L’Oréal Paris (12,75€ ). Es una prebase que matifica la piel grasa en un instante. Con pigmentos equilibrantes de textura ultra ligera, elimina los brillos de tu piel de forma homogénea mientras se adhiere perfectamente a tu maquillaje. Su textura ultra ligera, sin efecto máscara, perfecciona y prolonga el resultado del look durante 24 horas.

 

  1. ¿Y los colores de maquillaje básicos para una novia?

En los ojos, favorecen sombras en tonos neutros (beige, topo, caramelo) y algunos más oscuros (en la gama del marrón y el gris) para crear cierto ahumado que aporte expresividad y fuerza a la mirada. En los labios, el mejor color es el que la novia vaya a defender más orgullosa. Es su día y cualquier tono está permitido, siempre que a ella le guste: rosa, rojo, coral… Quizá los marrones oscuros sean menos apropiados, por destacar demasiado en un look que pretende transmitir la pureza del blanco.

 

  1. ¿El look perfecto para una novia? (cabello, maquillaje y manicura)

Con respecto al peinado, el look debería cumplir dos premisas: por un lado, ser coherente con el estilo del vestido, los accesorios y flores. Por otro, no alejarse excesivamente de lo que la novia suela lucir en el día a día. Aunque se trata de una fecha muy importante y el estilismo está muy trabajado para ser especial, la experiencia nos dice que cuando se opta por un peinado con el que la novia no se reconoce (aunque le encante en la modelo de la revista), con el tiempo se arrepiente.

En el maquillaje, lo perfecto es centrarse en una piel bien trabajada, con la iluminación justa bien aplicada y los brillos a raya. Después, una mirada elegante pero seductora y las cejas destacadas con intención, además de unas pestañas bien rizadas y femeninas. En los labios, es perfecto reproducir aquello con lo que la novia se siente plenamente identificada: su color favorito, sea rojo o rosa bebé, es el que debe lucir ese día. Tip experto: buscar un perfilador, una barra y un brillo en el mismo tono para que el color dure y se puedan hacer retoques a lo largo del día y de la noche.

Con la manicura se impone la sobriedad, a menos que se trate de una novia muy atrevida. Es importante que las uñas y cutículas luzcan impecablemente tratadas, así como la piel de las manos bien luminosa. Si la novia no puede resistirse a un guiño fashion, puede recurrir a una manicura de uñas estiletto en beige muy cubriente, al estilo de las it girls que pueblan Instagram. Pero no son recomendables para el día de la boda los colores vivos ni las estridencias. Primero, para evitar disgustos con un esmalte saltado pero, sobre todo, para no distraer la atención del resto del look.

 

Reservar servicio de belleza novia a domicilio↵