¿Siempre has oído que los polvos de sol se aplican en donde el sol deja su impronta? Es así, pero hay mucho más (VÍA modelsownit.com)

Los maquilladores profesionales, capaces de crear cualquier efecto imaginable sobre la piel, suelen insistir en que, a la hora de usar polvos bronceadores o polvo de sol, el quid no reside en fabricar un moreno artificial, sino en iluminar el tono adquirido. Conclusión: renuncia a ellos si no tienes una mínima base que justifique su uso. Ahora bien, como a todas nos gusta un buen tono veraniego, las casas de cosmética siguen ofreciendo cada año colecciones increíbles de polvos de sol. Esta nueva generación de polveras bronceadoras hoy día son tan ligeras que ni se nota que los llevas. Además, los fabrican en mate, satinado y brillante para contentar todos los gustos y muchos de ellos incorporan agentes hidratantes para sortear ese efecto cara sucia de antaño.

GUÍA DEFINITIVA DE USO DE LOS POLVOS DE SOL:

Qué polvos de sol me compro: A la hora de elegirlos, fíjate si tienen acabado mate, satinado o brillante. Si tu piel es seca, es importante que lleven agentes hidratantes como el aloe o la vitamina B; si es grasa, activos astringentes pero no talco. Si no eres muy experta, no los elijas demasiado oscuros o fracasarás estrepitosamente. Si pruebas con un tono medio, siempre puedes aplicar un poco más y construir un color más subido.

Cómo se aplican los polvos de sol: con una brocha corta y gorda en aquellos lugares donde el sol deja naturalmente su huella: Tabique de la nariz, pómulos, frente, barbilla y hueso de las cejas. ¡Ah! También en la curva de los hombros y el escote.

Algunos maquilladores profesionales defienden la técnica del 3: dibujar un tres que comience en la sien, se meta por el pómulo y acabe en la barbilla. Este juego de luces y sombras crea un contorneado de los huesos faciales que favorece a todos los tipos de rostro.

Ni se te ocurra pasar la brocha por el contorno de los ojos o la línea de la mandíbula, para no crear un efecto máscara. Un toquecito bajo la barbilla favorece a los rostros redondos que tienen papada.

Prepara la piel. Aplica la crema hidratante habitual extendiéndola por el cuello a fin de evitar acumulaciones de polvo en el mentón. Espera a que se absorba. Haz las correcciones pertinentes en ojeras, granitos y otras imperfecciones. Acto seguido, carga la brocha de producto, sóplala o pásala sobre el dorso de la mano para retirar el exceso y deslízala sobre el rostro, en los movimientos anteriormente mencionados. Trabaja el producto hasta que literalmente se fusione con la piel, para evitar el aspecto manchado.

Eco Tools Bronze (13,99€) Brocha kabuki con mango de bambú y cerdas sintéticas.

 

¿Cuál es la brocha adecuada para los polvos de sol?

Ya lo saben nuestros maquilladores profesionales a domicilio: Para un bronceado artificial verdaderamente top, se debe usar una brocha ‘kabuki’. Su forma, con mango corto y cabeza redondeada, permite hacer cómoda y correctamente los movimientos rápidos que exige el difuminado de este tipo de maquillaje.


Un truco de maquillador profesional:

Para dar a tu bronceado artificial el punto más natural, busca el efecto “calor”. ¿Cómo? Utilizando el polvo de sol como si fuera colorete, realizando puntos de tono sobre las zonas más sobresalientes de la cara. De esa forma, crea relieves sobre las mejillas, la nariz, la barbilla, la nuez del cuello, los huesos de la clavícula y la frente.


 

Ahora, elige tu polvera bronceadora en la selección que hemos hecho para ti, apta para todos los gustos y todos los bolsillos:

Guerlain Terracota Route des Îles Collector´s Powder (68€) En un estuche de madera de caoba inspirado en la cubierta de los yates, contienen lo necesario para un bronceado favorecedor.

Les Beiges Harmonie Poudres Lumière Belle Mine, Chanel (57€) Edición limitada de su mítico producto para buena cara, ahora con efecto luminoso.

Paleta Bronze & Glow, Lancôme (47,50€) en armonía 01 It’s Time to Glow!, para tonos de piel oscuros o medios. Combina bronceador e iluminador para un efecto ultra-radiante.

Poudre Soleil Clarins (49€) Polvera con tres tonos bronceadores en mate que se adaptan a todas las pieles. Aporta hidratación a la piel para un resultado más jugoso.

Polvera Bronzing, KADŌ. Gracias a su textura suave, son muy fáciles de aplicar, consiguiendo un resultado uniforme. A la venta en establecimientos del grupo IFA.

Ps… Bronze Queen, Primark Beauty (3€) Polvos bronceadores en tono marrón claro mate.

 

 

RESERVAR SERVICIO DE MAQUILLAJE A DOMICILIO↵