¿Tardas mucho tiempo en desenredar tu pelo? ¿Tu pelo se cae con facilidad y se parte cuando te cepillas? ¿Tienes enredos frecuentemente en tu cabello? Style Privé comparte contigo algunos trucos y consejos para desenredar el cabello fácilmente evitando que se parta y se rompan las puntas.

1. Peínate antes de lavarte el cabello

Es importante cepillarnos el cabello antes de lavarlo porque durante el lavado tiende a enredarse cuando nos aplicamos el champú y frotamos suavemente. Si nos lo peinamos antes, conseguimos quitar los enredos más grandes.

Es aconsejable, utilizar un cepillo acorde a tu tipo de cabello, si tu pelo es rizado es mejor usar un cepillo de púas anchas y abiertas, de forma que permita que el rizo se abra y por tanto se desenrede bien. Si tienes el cabello liso y largo, lo mejor es que uses un cepillo de púas finas y muy juntas, de tal manera que permita separar el cabello mechón a mechón correctamente.

2. Lávate el cabello y utiliza acondicionador

Tal y como comentamos en post anteriores, es importante elegir un champú adecuado para cada tipo de cabello y recordar sobre todo, ir cambiando de champú cada 2 o 3 meses ya que el pelo se acostumbra a los componentes del champú y podemos perder efecto en el resultado final, y además, aplicarnos siempre el mismo puede alterar el PH capilar.

A la hora de lavar el cabello, recomendamos frotar suavemente con los dedos el cuero cabelludo realizando un suave masaje en forma circular que vaya desde la raíz a las puntas, arrastrando toda la suciedad e impurezas del cabello hasta el final.

Después es conveniente aplicar acondicionador incidiendo sobre todo, en la zona de las puntas, ya que si lo aplicamos por todo el pelo podemos engrasar demasiado el cuero cabelludo y obtener un resultado de cabello apelmazado y grasiento. Las puntas es la zona del cabello donde se suelen formar más enredos, por lo que recomendamos dejar el acondicionador actuar de 3 a 5 minutos hasta que el cabello se suavice. Una vez terminemos con este paso, aclaramos con abundante agua para quitar por completo todo el producto.

3. Retira el exceso de humedad

Antes de cepillar el pelo una vez limpio, es conveniente quitar la humedad secando el pelo con una toalla pero SIN ENROSCAR el cabello en ella, ya que de esta manera potenciamos que se parta. Solo hay que utilizar la toalla apretando suavemente el pelo por mechones para que el agua escurra, pero nunca enredando el pelo en ella.

4. Separa el cabello por mechones y utiliza el tipo de peine adecuado

Una vez retirado el exceso de humedad el cabello, recomendamos separar el pelo por mechones para que sea más fácil desenredarlo. Es mejor comenzar peinando las puntas suavemente, quitando los enredos acumulados en ellas. Una vez desenredadas, comenzamos a cepillar de la raíz a las puntas el cabello.

Un aspecto muy importante que tenemos que tener en cuenta es el tipo de peine a utilizar. Siempre hay que elegir los cepillos en función del tipo de cabello que tengamos, ya que contribuyen a que alcancemos el resultado que deseamos. Para desenredar siempre recomendamos cepillos con púas de goma dura, ya que a diferencia de los peines de plástico, los peines de goma dura no electrifican el cabello al deslizarse por él.

.Si tu cabello es muy propenso a enredarse, recomendamos utilizar serum revitalizante antes de comenzar con el cepillado. Existen muchos tipos de serum y puedes utilizarlo en pelo mojado o en pelo seco.

Estos productos te ayudarán a tener un pelo mucho más manejable e hidratado permitiendo un desenredo mucho más fácil y con menos sufrimiento capilar.